Gotas de água

BLOG

Modernizamos nuestra red de monitoreo de aguas subterráneas

Modernizamos nuestra red de monitoreo de aguas subterráneas para generar información continua sobre la disponibilidad del recurso hídrico



El trabajo articulado entre MARN y ANDA permite generar información de forma continua sobre la disponibilidad del recurso hídrico subterráneo, la cual es divulgada a través de nuestro Sistema de Información Hídrica (SIHI).


Instalamos nuevos equipos para el monitoreo de aguas subterráneas en pozos de la ANDA, los cuales registran los niveles de aguas subterráneas de forma continua, para conocer las variaciones de la disponibilidad del recurso en los acuíferos, así como la dirección preferencial del flujo subterráneo.


Con esta modernización, reemplazamos equipos que ya habían llegado al final de su vida útil, tenemos comunicación de la red a través de telemetría y contamos con un registro automático de la información en 27 pozos.


Además, mantenemos el monitoreo convencional dos veces al año en 120 pozos distribuidos en todo el país, que permite conocer cuáles son las fluctuaciones de los niveles de agua, así como su caracterización físico-química.


Los principales acuíferos del país responden rápidamente a la recarga proveniente de las precipitaciones: por tanto, la disponibilidad del recurso está directamente relacionado con el patrón de lluvias registrado en el país.


El agua subterránea o los acuíferos, como los conocemos, no se pueden medir directamente, a diferencia de las aguas superficiales y es por ello la importancia del monitoreo a través de pozos.


Desde nuestro Observatorio de Amenazas y Recursos Naturales buscamos generar información para la protección y el manejo del recurso hídrico, y trabajamos de manera coordinada con las instituciones relacionadas con el tema.


El poder conocer el estado y la disponibilidad del agua es fundamental para poder garantizar la sostenibilidad y accesibilidad del recurso a la mayoría de la población.


Perspectiva hidrológica para el país en los próximos meses


En El Salvador, el acumulado promedio de lluvias en el año 2021 fue de 1,774 milímetros, es decir 5 % bajo el promedio normal, esta condición influyó en la menor disponibilidad de agua en los ríos del país durante los meses de diciembre de 2021 a febrero de 2022.


De acuerdo con la perspectiva hidrológica, para los meses de mayo, junio y julio de 2022 se espera que los caudales en los ríos del país tengan valores en el rango de lo normal, con tendencia a arriba lo normal.


El caudal arriba de lo normal implica mayor probabilidad de crecidas que generen desbordamientos e inundaciones.


Se recomienda a la población mantenerse pendiente de la información que nuestra Dirección del Observatorio de Amenazas y Recursos Naturales emite periódicamente.


Fuente: Gobierno de México - Instituto Mexicano de Tecnología del Agua

2 visualizações